Alejandro Santamaria

hide

Cuando Alejandro Santamaría cantaba a todo pulmón en la parte de atrás del carro animando los paseos familiares, todos se quedaban perplejos. Lo hacía tan afinado y tan bien que era imposible ignorar ese talento infantil. 

Ese impulso hizo que sus padres lo ingresaran a clases de piano, guitarra y técnica vocal. Lecciones que demostraban que tenía buen oído y facilidades para los instrumentos, pero faltaba algo, y pasó cuando cambió de maestro de guitarra y se encendió la chispa. Tenía 11 años y comenzó a aprender canciones que siempre quiso tocar y no sabía cómo. “Nada fue un error” de Coti fue la primera y ahí empezó un amor por el instrumento que no ha cesado. Sus influencias musicales pasan por las canciones en inglés de Ed Sheeran, Shawn Mendes y John Mayer hasta los temas en español de Reik, Jesse y Joy, Vicente García y Manuel Medrano.

Alejandro Santamaría tiene 22 años, nació en Bogotá, Colombia. Su educación la combinó en su ciudad natal y el estado de New Hampshire, noreste de Estados Unidos donde permaneció dos años en intercambio. Allí la música fue vital y el Blues llegó a su vida para quedarse. Hizo parte, con algunos amigos, de una banda de este género vital para el desarrollo de la música popular estadounidense pero sin dejar de lado el Rock que también estudió con dedicación, desde su historia hasta su método.

Al salir de la secundaria empezó a estudiar derecho pero la música lo fue llevando a otro camino, decidió seguir esa senda y dedicarse a cantar y componer de tiempo completo. Su capacidad para cantar y tocar la guitarra lo llevó a varios bares y restaurantes de la capital que fueron su primer escenario hasta que, como ha pasado con grandes estrellas, alguien lo descubrió y llevaron su material a las compañías discográficas.

Tenía tres canciones en el bolsillo: dos temas que había trabajado con los compositores Mau y Ricky Montaner y Camilo Echeverry y otro con los compositores y productores Andrés Saavedra y Andy Clay. El contrato llegó con el sello número uno del Mundo: Universal Music Group.

Para Alejandro, que compone la mayoría de sus canciones, lo más importante es hacer lo que le gusta y que esa pasión que él siente por la música se refleje, tanto en sus letras como en el escenario. Quienes lo conocen lo describen como un hombre sensible en todo sentido y muy entregado a su proyecto.

Lo suyo es una fusión del Rock con arreglos fieles a los sonidos Pop. Las armonías llegan primero a la hora de componer, después vienen las letras, sencillas pero ingeniosas. Palabras que le canta al amor, al desamor, a la cotidianidad de su entorno, a las historias que le cuentan sus amigos pero siempre con la guitarra bien marcada. Melodías contagiosas que le darán un aire fresco a la música de hoy.

Su nombre de pila es Alejandro Córdoba Bickenbach, para el artístico escogió el Santamaría, que viene del Santamaría de su bisabuela Sofía y su abuela Doris Gil Santamaría: la primera trabajadora y disciplinada; la segunda, elegida la mujer más bella de Colombia en 1957 y que dejó su corona por amor, ese amor al que le seguirá cantando Alejandro porque el ejemplo lo tuvo en casa.

Alejandro en el año 2019 ya ha tenido experiencias muy grandes con ídolos del género que le han permitido compartir tarima y abrir grandes conciertos.

Invitado por Fonseca tuvo la oportunidad de acompañarlo alrededor de Colombia en su gira abriendo sus conciertos y recibiendo muy buenas críticas del público que lo venía descubriendo.

También la banda de Rock The Mills lo hizo partícipe en su gira por su país natal, posteriormente, estuvo en dos ocasiones distintas la misma semana cantando en el mítico estadio Luna Park de la ciudad de Buenos Aires, abriendo para importantes autores e intérpretes de la música latina como lo son Luis Fonsi y Luciano Pereyra ante el gran aforo de la capital de Argentina.

Actualmente Alejandro está girando alrededor de la promoción de su más reciente lanzamiento el EP “Alejandro Santamaría” que contiene importantes canciones como “Que Tal” su primer single oficial.

También cuenta con nuevas obras que han empezado a marcar pauta en las plataformas digitales:

“La Independiente” al lado de la cantautora colombiana Pitizion, “Casi Casi”, “Ni me Enteré”, Ni una palabra” y “Dímelo Ahora”.