Los Rojos

hide

LOS ROJOS está formado por tres hermanos originarios de Monterrey, N.L. Antonio, Ángel y Alexis Ruiz. El nombre viene del cabello rojizo de Antonio, primera voz y acordeonista, y fue el público el que los animó a llamarse así. El género que representan es el norteño, sin embargo, han logrado darle un giro, innovando su forma de hacer música, consiguiendo un estilo propio y distintivo. Inician su carrera, siendo apenas unos niños, haciendo “fara-fara” y cantando para amigos y fiestas particulares. Acordeón, batería y “bajo-bass” son los únicos instrumentos que usa la agrupación, siendo este último la gran novedad y punto focal, ya que está modificado en su estructura para sonar al mismo tiempo como bajo y bajo sexto, ahí el hecho de que sólo sean tres integrantes y no 4 o 5 como es costumbre en los grupos norteños. LOS ROJOS rompen los esquemas en cuanto a imagen se refiere. Su vestimenta es más moderna y no usan el tradicional sombrero norteño. Su estilo musical los llevó a realizar un tema para la serie “El Señor de los Cielos”, mismo que los llevó a ser reconocidos por el público. El compromiso, la responsabilidad y el respeto a esta carrera es el estandarte de LOS ROJOS y con estos factores bajo el brazo, es que estrenan casa discográfica en el 2019, con quien lanzan su nueva producción discográfica “NI JUEZ NI PARTE”. “Rúmbale” fue el tema punta de lanza de su nueva producción musical, la primera para Fonovisa Records. El tema bajo el género norteño progresivo, como en ocasiones los definen es de despecho y contra ellas que logró colocarse de inmediato en los primeros sitios de la radio. “No te quiero pa’ mujer” fue un sencillo viral con excelentes resultados. La letra es polémica y la música explosiva y pegajosa, algo distintivo en la música de LOS ROJOS que demuestran la variedad en el género. “Fuimos” es el segundo sencillo del álbum, y a diferencia de las otras melodías esta es una balada norteña, con una interpretación impecable. LOS ROJOS dan cátedra de versatilidad, talento y entusiasmo por dejar con fuego, su huella en el mundo musical.